Historia de Cuba

… nada hay más justo (…) que dejar en punto de verdad las cosas de la Historia. José Martí


Deja un comentario

Pescadores de esponjas


Pescadores de esponjas en Batabanó (1912)
No queremos hablar hoy del azúcar ni del tabaco; sino de otro actividad económica que por muchos años constituyó una verdadera industria en algunas regiones del país: la pesca de la esponja.
Siempre ha tenido Cuba una cartera muy reducida de productos exportables. Azúcar de caña y sus derivados, tabaco, minerales, algo de café y frutales; y unos poco más es todo lo que la Isla ha podido colocar en el mercado a lo largo de su historia. Sin embargo se habla poco o nada de la pesca y exportación de esponjas, una actividad económica tan importante durante la República que definió algunas localidades del país como Batabanó que llegaría a ser conocido como la “capital de las esponjas de todo el mundo”.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Hoteles de Cuba – Hotel Dos Hermanos


Hotel Dos Hermanos
El hotel Dos Hermanos fue uno de los dos más importantes que existió en el poblado de Surgidero en Batabanó junto al hotel Cervantes. El Dos Hermanos era un hotel muy singular, hecho por completo de maderas preciosas muy parecido a los negocios de alojamiento del oeste norteamericano.
Comenzó a prestar servicios en 1889. En ese entonces eran sus dueños dos hermanos españoles Jose María y Joaquín Valdés quienes nombraron el establecimiento en honor a su parentesco.
El edificio original sólo tenía dos pisos: la planta baja tenía un café y un salón mientras que el segundo nivel se destinaba al alojamiento. En la década de 1910 se realizaron reformas importantes en el hotel, para aprovechar la demanda del turismo; en ese entonces Isla de Pinos era uno de los destinos preferidos, además del asiento de una importante colonia norteamericana. Se añadieron dos plantas al hotel y se realizaron otras mejoras que brindaron mayor confort. Ese sería el aspecto que conservaría el Dos Hermanos hasta el final de sus días.
La reforma más importante acometida por los nuevos propietarios – Cinecio y Ciro Moas – quienes, casualmente, eran también hermanos – fue la construcción del roof garden del hotel, en el que se emplearon por los carpinteros y artesanos locales decenas de variedades de maderas preciosas cubanas para completar dos amplios salones, un bar y varias terrazas con balcones.
Entre los huéspedes más distinguidos que se hospedaron en el Dos Hermanos se pueden mencionar a José Martí, Evangelina Cossío, Errol Flynn, los presidentes de la República, Gerardo Machado, Ramón Grau San Martín y Carlos Prío Socarrás. Por sus salones pasó, además, lo más selecto del arte cubano: Benny Moré, Rosa Fornés y Dámaso Pérez Prado, el Trío Matamoros, Rita Montaner.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Hoteles de Cuba – Hotel Cervantes


El hotel Cervantes fue uno de los más importantes de los que existieron en Surgidero de Batabanó durante la República.
Fue construido en 1915 y se trataba de una edificación de cuatro pisos de mampostería, con balcones a la calle y elevador, muy confortable para los estándares de su época y debió parecer imponente dentro del entorno de un pueblo pequeño y pobre como Surgidero.
En el primer piso se ubicaban el lobby, el bar, la cocina y un restaurante con 40 mesas; los niveles intermedios se dedicaban al hospedaje con 66 habitaciones, 24 matrimoniales y 42 sencillas; por último el cuarto piso estaba destinado al roof garden con un segundo bar y restaurante de otras 40 mesas y escenario para espectáculos que funcionaba los fines de semana para los huéspedes.
El Cervantes poseía, además, su propia orquesta para amenizar las veladas y aunque tras el auge inicial el turismo decayó en los últimos años de la República y luego casi desapareció con el nuevo gobierno, ante la competencia de otros destinos como Varadero, por su escenario pasaron figuras de la talla de Benny Moré, Roberto Faz, Barbarito Diez y la Orquesta Aragón. Entre los huéspedes más habituales y distinguidos se contaba también el escritor norteamericano Ernest Hemingway, quien cada vez que visitaba Surgidero se quedaba en la habitación 32.

Sigue leyendo