Historia de Cuba

… nada hay más justo (…) que dejar en punto de verdad las cosas de la Historia. José Martí


Deja un comentario

Monumento a Joaquín Albarrán – Monumentos de Cuba


Monumento a Joaquín Albarrán en Sagua la Grande
El Monumento a Joaquín Albarrán se encuentra situado a un costado de la iglesia parroquial de Sagua la Grande, Villa Clara, en el parque que lleva su nombre. Constituye un tributo del pueblo a uno de los médicos más grandes que ha nacido en Cuba.
Se construyó en Roma, Italia, en el año 1910, en el taller del escultor cubano José Vilalta de Saavedra quien empleó en su confección mármol estatuario de la mejor calidad, procedente de las canteras de Ravaccione en Carrara. Vilalta demoró unos diez meses en esculpir la estatua del célebre médico por la que cobró 25 000 liras como honorarios. Dicha cantidad se cubrió por suscripción popular en Cuba y a su consecución aportaron, sobre todo, los intelectuales y los ayuntamientos de Sagua la Grande y La Habana.
La estatua arribó a Cuba en septiembre de 1910 a bordo del vapor alemán Mary Menzel quien la transportó desde Génova hasta La Habana. Al llegar al país fue almacenada en los almacenes de la Aduana hasta que se reunió el Congreso de la República en noviembre y aprobó su emplazamiento en la ciudad de Sagua la Grande.

Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Alma Máter


El Alma Máter es una estatua de bronce que se encuentra situada a la entrada de la Universidad de La Habana frente al edificio del Rectorado. La obra es creación del escultor checo Mario Korbel, quien la realizó en 1919. Como modelos utilizó dos mujeres: para la cabeza, la señorita Feliciano Villalón y Wilson de 16 años de edad; y para el cuerpo una mujer mestiza de mayor edad.
La estatua fue fundida por la “Roman Bronza Works Inc” y colocada en su pedestal en el primer semestre de 1920. En su base se lee la locución latina “Alma Máter” que le da nombre y que literalmente significa “Madre Nutricia” (Madre que alimenta), en referencia directa a los conocimientos que guarda la Universidad de La Habana.

En la silla sobre la que descansa el Alma Máter de la Universidad de La Habana se encuentran representadas en alusivos bajorrelieves las distintas ramas del saber. Estas aparecen personificadas en figuras femeninas de perfil griego que llevan en sus manos objetos que distinguen las ramas del saber que representan: la Botánica, la Medicina, la Farmacia, las Leyes, la Filosofía y las Letras.


Deja un comentario

Cristo de La Habana


El Cristo de La Habana es una escultura de más de 20 metros de altura que se ubica en una de las elevaciones que dominan la bahía de La Habana, justo al lado de la fortaleza de San Carlos de la Cabaña y sobre el poblado de Casablanca. En la escultura, que representa al Sagrado Corazón de Jesús y es obra de la escultura cubana Jilma Madera (1915 – 2000), se emplearon más de 300 toneladas de mármol de Carrara. El 6 de noviembre de 2017 fue declarada Monumento Nacional.
Se inauguró el 25 de diciembre de 1958 y con el paso de los años ha llegado a ser considerada como uno de los símbolos de la capital cubana.
La idea de erigir la estatua fue de la primera dama de la República Marta Fernández de Batista quien el 13 de marzo de 1957, en medio del combate entre los asaltantes del Palacio Presidencial y su guarnición militar, prometió que si su esposo salía con vida del enfrentamiento, haría construir una imagen de Cristo que fuese visible desde toda La Habana.

Valla turística con información sobre el Cristo
de La Habana
Se creó entonces un Patronato encabezado por la misma primera dama que logró recaudar $200 000 con los cuales financiar la obra. Jilma, que ganó el concurso que se lanzó para escoger la estatua, no escogió modelo alguno para esculpirla, sino que se inspiró en el profundo mestizaje del pueblo cubano. De ahí que el Cristo de La Habana sea un “Cristo mestizo”, de ojos oblicuos y labios carnosos.
La estatua se construyó por partes en Italia (tiene 67 piezas) y fue bendecida por el Papa Pío XII antes de emprender su viaje a La Habana. Ayudada por 17 obreros la artista montó el Cristo en su emplazamiento y la estatua fue inaugurada el 25 de diciembre de 1958 con la presencia del presidente de la República Fulgencio Batista.
A lo largo de los años el monumento ha sido golpeado en varias ocasiones por rayos que han dañado su estructura por lo que ha tenido que ser sometida a varios procesos de restauración.


Deja un comentario

Monumento al Mayor General Antonio Maceo


Monumento al Mayor General Antonio Maceo en La Habana
El Monumento al Mayor General Antonio Maceo Grajales situado en  un amplio parque de 400 metros de largo por 60 de ancho, entre las calles Belascoaín y Marina, frente al Malecón de La Habana, donde antaño se ubicara la Batería de la Reina, es, sin dudas, uno de los conjuntos escultóricos más hermosos de Cuba.
Sobre un amplio zócalo aparecen al relieve cuatro figuras que representan, en el frente, la acción y el pensamiento de Maceo; y detrás, la justicia y la ley. También aparecen representados Mariana Grajales, madre del Lugarteniente General y la famosa batalla de Peralejo, una de las más importantes libradas por Antonio Maceo durante la Guerra de Independencia. Además de Peralejo, el conjunto recuerda otras importantes hazañas del Titán de Bronce como Cacarajícara, La Indiana y Mangos de Mejías.

Finalmente el alto pedestal se encuentra coronado por una estatua ecuestre de maceo fundida en bronce. En ella aparece el héroe machete en mano vistiendo su uniforme de general del Ejército Libertador. El conjunto, creación del italiano Domenico Boni, presentaba originalmente a Maceo a galope tendido sobre un grupo de bayonetas erizadas, pero esta variante fue modificada para evitar herir las susceptibilidades de los numerosos españoles que residían en Cuba.
Inauguración del Monumento a Antonio Maceo el 20 de mayo de 1916

Aunque el monumento se inauguró el 20 de mayo de 1916 con una parada militar a la que asistió el presidente de la República, Mario García Menocal; el parque que lo rodea no se construyó hasta el año 1925 gracias a la gestión del secretario de Obras Públicas Carlos Miguel de Céspedes. Ese año se retiraron algunos elementos decorativos que existían en el lugar y se agregaron otros como una portada funeraria que había sido construida para el cementerio de Cienfuegos y que ese Ayuntamiento nunca pagó. También se sustituyó la primitiva Fuente Luminosa, que no era más que una taza de cemento, por otra mucho más hermosa hecha de piedra.

En 1960 se realizó otra reforma integral al parque que le acercó al aspecto que presenta actualmente. En ese entonces se colocaron balas y cañones que habían permanecido enterradas desde la eliminación de la Batería de San Lázaro; se aumentó la superficie del mismo hasta los 30 000 metros cuadrados y se construyó el túnel que une el parque con el paseo del Malecón.
La última gran reforma fue realizada por la Oficina del Historiador de La Habana en el año 1996 en homenaje al centenario de la caída en combate de Antonio Maceo. En esa ocasión se colocaron reflectores para iluminar el conjunto escultórico y se situó un asta de bandera cerca de su base. También se renovaron todas las luminarias del parque, se reconstruyeron las aceras, se cambiaron los bancos y se rehabilitó el parque infantil. Cinco años después la obra había sido muy dañada por actos vandálicos por lo que se decidió construir un gran muro perimetral con una verja de hierro y establecer horarios de visita.
Esta última medida fue muy criticada por los habaneros que vieron interrumpido el libre tránsito al que estaban acostumbrados. Sin embargo se mantuvo por muchos años hasta que, finalmente, el Gobierno de La Habana decidió rebajar los muros y volver a facilitar el libre acceso.


Deja un comentario

Plazas de Cuba – Plaza Albear


Una de las Plazas más pequeñas de la ciudad, ubicada en la intersección de las calles Obispo y O’Reilly con Monserrate, es famosa por albergar el monumento a don Francisco de Albear y Lara el cual fue inaugurado el 15 de marzo de 1895, obra realizada por José Vilalta de Saavedra. Alrededor de la misma se encontraban en distintas etapas el Teatro Politeama, El Floridita, La Manzana de Gómez, etc. Sigue leyendo


1 comentario

El Templete


El Templete en 1912
Esta foto de El Templete corresponde a la segunda década del siglo XX y fue publicada en el libro “Cuba” de la historiadora norteamericana Irene Wright quien, además, fuese una apasionada viajera.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Monumento a Juan Clemente Zenea


Postal del Prado habanero, en primer plano la estatua de Zenea
El monumento a Juan Clemente Zenea se encuentra ubicado en el Prado de La Habana, casi llegando a La Punta. El conjunto rinde homenaje al poeta cubano, fusilado por las autoridades españolas en la fortaleza de La Cabaña el 25 de agosto de 1871.
En la estatua de bronce a tamaño natural Zenea aparece sentado mientras a su lado se alza una figura femenina tocando una lira desde el gran bloque de mármol blanco sobre el que se sienta Zenea. En la parte posterior del pedestal aparecen grabados los versos “A una golondrina” del propio Zenea.
El conjunto se debe a la inspiración del escultor español Ramón Mateu quien realizó la obra a petición de Piedad Zenea de Bobadilla, hija del poeta.


Deja un comentario

Los portadores de la antorcha


Los portadores de la antorcha de Anna Hyatt Huntington
“Los portadores de la antorcha” es una obra monumental de la escultura norteamericana Anna Hyatt Huntington donada a Cuba en 1956 por su esposo, el hispanista y filántropo, Archer Milton Huntington.
Ubicada en el parque donde confluyen las avenidas 20 de Mayo y Ayestarán en La Habana, muy cerca de la Plaza Cívica (hoy Plaza de la Revolución), el conjunto monumental de bronce es uno de los menos conocidos de la ciudad.
En el mundo existen otras dos estatuas idénticas a la de la capital cubana: una ubicada en la plaza de Ramón y Cajal en la Ciudad Universitaria de Madrid y otra en la Avenida Blasco Ibáñez en Valencia, donadas también por los Huntington en 1954 y 1964, respectivamente.