Historia de Cuba

… nada hay más justo (…) que dejar en punto de verdad las cosas de la Historia. José Martí


Deja un comentario

Bar cafetería Payret – Bares de Cuba


Bar – cafetería Payret en 1981

El bar cafetería Payret es un bar – cafetería situado junto al lado del emblemático cine Payret y que comparte inmueble con el mismo. Existe desde la República y por muchos años formó parte de los llamados “aires libres” del Prado. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Teatro Luisa Martínez Casado – Teatros de Cuba


Teatro Luisa Martínez Casado en el momento de su inauguración

El teatro Luisa Martínez Casado o simplemente Luisa se construyó en la ciudad de Cienfuegos gracias a la iniciativa de la iniciativa de la gran actriz del mismo nombre, natural de esa urbe. Se encuentra ubicado en Avenida de la Independencia y Santa Clara.

Se inauguró en el año 1911, construido por los señores Ros y Calzadilla a un costo de $70 000 y su primera función estuvo a cargo de la Compañía de Esperanza Iris. Sus primeros propietarios fueron Julián Sanz y el actor Isaac Puga, esposo de Luisa Martínez Casado. Sigue leyendo

Brigadier Armando de la Riva – Semblanzas

Deja un comentario


Armando de Jesús de la Riva Hernández alcanzó el grado de General de Brigada del Ejército Libertador cubano durante la Guerra de Independencia contra España. Fue uno de los generales cubanos más jóvenes de la Guerra del 95.

Durante la Guerra del 95 se desempeñó como ayudante del Lugarteniente General Calixto García, con quien participó en la toma de Las Tunas. Tras esta batalla fungió como gobernador de esta plaza. Luego participaría en el sitio de Santiago de Cuba y Terminaría la guerra con grado de General de Brigada.

Elegido representante a la Asamblea de Santa Cruz del Sur, defendió en ella la destitución de Máximo Gómez como General en Jefe del Ejército Libertador que traería, finalmente, como consecuencia la disolución de la propia Asamblea.

Durante la primera ocupación norteamericana fue designado oficial de la sala del Tribunal Supremo y, ya en la República, designado jefe de la Brigada de Infantería del Ejército Permanente el 6 de diciembre de 1909. Poco después el presidente José Miguel Gómez lo designaría como Jefe de la Policía Nacional.

El 8 de julio de 1913 sostuvo un intercambio de disparos en pleno paseo del Prado con el coronel Ernesto Asbert en el que resultó mortalmente herido. Armando de la Riva paseaba acompañado de sus niños cuando fue increpado por Asbert, que entonces era Gobernador de La Habana, y dos de sus acompañantes. Tratando de defenderse y proteger a sus hijos el jefe de la Policía ripostó la agresión a punta de pistola, pero no pudo evitar ser alcanzado por los disparos y falleció un día después el 9 de julio. Asbert fue condenado a 12 años de prisión y el presidente Mario García Menocal se negó a amnistiarlo a pesar de las presiones políticas. Sin embargo el Congreso de la República sí lo haría, dejando impune uno de los crímenes que más conmocionó a La Habana de comienzos del siglo XX.


Deja un comentario >


El hotel Packard (a la izquierda) en 1943
El hotel Packard se encontraba ubicado en el Paseo del Prado No 51 – 55 entre Cárcel y Morro. Fue construido durante la década de 1920 por una compañía norteamericana y en en 1958 era propiedad de los hermanos Mercedes y Evaristo Ulloa Ferro, quienes, además, poseían una agencia de autos europeos.
Tras el triunfo de la Revolución fue nacionalizado y aunque continuó prestando servicios se fue deteriorando paulatinamente hasta que cerró y luego se derrumbó. Por muchos años permanecieron abandonas sus ruinas hasta que una empresa extranjera se decidió a utilizar parte de ellas (el frente que da a la calle Cárcel) en la construcción de un nuevo hotel de lujo.


Deja un comentario >


Anuncio publicitario del Establecimiento Hidroterápico
Belot (1894)
El Establecimiento Hidroterápico del Doctor Belot se construyó alrededor del año 1875 en el Paseo del Prado en La Habana. Ya desde ese entonces anunciaba en la prensa de la ciudad sus baños, capaces de curar o aliviar la parálisis, la epilepsia, los ahogos, la bronquitis, las enfermedades de útero y los ovarios, entre otras.
Abría desde las 6:00 am y cerraba a las 10:00 pm y brindaba servicios de ducha y los baños sulfurosos. Su propietario el Dr. Belot atendía personalmente a la clientela en la que se contaban los turistas que visitaban La Habana.
En 1894 aún funcionaba. Se desconoce la fecha de su cierre.


Deja un comentario

Monumento a Juan Clemente Zenea


Postal del Prado habanero, en primer plano la estatua de Zenea
El monumento a Juan Clemente Zenea se encuentra ubicado en el Prado de La Habana, casi llegando a La Punta. El conjunto rinde homenaje al poeta cubano, fusilado por las autoridades españolas en la fortaleza de La Cabaña el 25 de agosto de 1871.
En la estatua de bronce a tamaño natural Zenea aparece sentado mientras a su lado se alza una figura femenina tocando una lira desde el gran bloque de mármol blanco sobre el que se sienta Zenea. En la parte posterior del pedestal aparecen grabados los versos “A una golondrina” del propio Zenea.
El conjunto se debe a la inspiración del escultor español Ramón Mateu quien realizó la obra a petición de Piedad Zenea de Bobadilla, hija del poeta.

Postales del Capitolio de La Habana

Deja un comentario


El Capitolio Nacional, uno de los símbolos más notables de La Habana, fue construido durante el gobierno del general Gerardo Machado e inaugurado en el año 1929 como sede del Congreso de la República. 

El Capitolio visto desde Prado

Biblioteca del Capitolio
Salón de los Pasos Perdidos

 

Brillante del Capitolio

 

Salón Martí

 

Estatua de la República

 

This gallery contains 6 photos


Deja un comentario

Hoteles de Cuba – Hotel Saratoga: El Hotel de las ilusiones ópticas.


El Hotel Saratoga luego de ser relocalizado en su ubicación actual en 1933, nótense los pisos que le faltan.

 

Una vista de los famosos Aires Libres del Saratoga, uno de los mejores de la zona.
El Hotel Saratoga, estuvo localizado originalmente en la calle Monte, al parecer en las instalaciones del hotel Isla de Cuba, y se trasladó a su ubicación actual en 1933. La construcción de la esquina de Prado y Dragones, una de las más cotizadas de la Habana del Siglo XX, fue originalmente edificada en 1880, para albergar almacenes y casas de viviendas, y luego dio paso alrededor de 1911 al Hotel Alcázar.

Reconstrucción de la imagen del Hotel Alcázar. Tomado de la web.
La imagen del Saratoga es solo una ilusión óptica, en realidad tiene más plantas de las que por fuera parece tener, esto se debe a que durante su reconstrucción se respetó el armazón externo, y los nueve niveles que se construyeron no se apoyan en la fachada, de manera tal que en algunos casos una puerta da para dos pisos.
Imagen actual del frente del Saratoga.
En el local del hotel estuvieron albergados varios salones famosos, entre ellos una sastrería a la que acudían la mayoría de los senadores de la República, además de los Aires Libres, lugar popular de reunión durante la República, al cual, según la tradición, acudía asiduamente Antonio Guiteras, Secretario de Gobernación del Gobierno de los Cien Días. En dichas instalaciones comenzaron su carrera las Anacaonas, primera orquesta femenina de Cuba.
En 1958 el hotel era propiedad de José Blanco y José López Blanco, el primero vocal y el segundo tesorero de la Asociación hotelera de Cuba, quienes lo operaban a través de Blanco López y Compañía, que controlaba, además, los hoteles Boston y New York.
Portales del los aires libres del Saratoga poco antes de su derrumbe en la década de 1980

Portales del los Aires Libres del Saratoga poco antes de su derrumbe en la década de 1980

Tras el triunfo de la Revolución de 1959 el hotel fue nacionalizado por el gobierno cubano. A partir de entonces sufrió un acelerado proceso de deterioro que obligó a la clausura del inmueble a finales de la década de 1970. En 1981 las autoridades de La Habana informaron que tanto el hotel Pasaje como el hotel Saratoga se consideraban irrecuperables y debían ser demolidos.

Finalmente el hotel se derrumbó en la década de 1980 y sólo se mantuvo en pie su fachada. La elegancia de ésta no pasó desapercibida por los inversionistas del sector turístico, quienes aprovecharon su belleza para construir un nuevo Saratoga de lujo tras los añejos muros.


Deja un comentario

Fuente de los Leones


La Fuente de los Leones cuando aún
se encontraba ubicada en el
Parque de la Fraternidad
La llamada Fuente de los Leones es una de las más antiguas de La Habana. De mármol blanco de Carrara se debió a la iniciativa del Superintendente de Hacienda, Claudio Martínez de Pinillos, Conde de Villanueva, quien la mandó a construir a Italia en 1836.
Fue encargada a los señores Gerolamo Rossi y Antonio Boggiano quienes a su vez se la confiaron al escultor Giussepe Gaggini, el mismo que construyera la célebre Fuente de la India:
Gaggine esculpió cuatro pedestales de mármol que soportan cuatro leones en descanso con las cabezas erguidas de los que emerge una alta copa que alcanza varios metros de altura.
La Fuente de los Leones fue ubicada originalmente junto al Convento de San Francisco de Asís, pero a lo largo de su existencia sería trasladada en varias ocasiones: primero a la salida de la Puerta de Monserrate en el paseo del Prado, luego al Parque Trillo en Cayo Hueso, después al de la Fraternidad y finalmente a su lugar de origen en la Plaza de San Francisco.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Parque de la Fraternidad


Antigua postal del Parque de la Fraternidad Americana
El Parque de la Fraternidad Americana es unos de los espacios públicos más populares y populosos de la capital cubana. En la actualidad comprende un conjunto de pequeños parques divididos entre sí por varias grandes avenidas dentro del área que rodean las calles Monte, Dragones, Prado y Amistad.
Durante la colonia, al encontrarse en la zona extramuros, pero muy cerca de la ciudad y de los caminos que a ella llegaban fue utilizado por las autoridades como polígono militar por lo que comenzó a ser conocido como Campo de Marte.
Al fundarse la República cubana en 1902 se embelleció el entorno del campo construyendo canteros, jardines, fuentes e incluso se proyectó un zoológico por lo que se convirtió en espacio preferido para los paseos de los habaneros que desde los barrios extramuros pasaban por el parque para descender por el Prado. Sin embargo todo el encanto de los parques quedaría opacado por el devastador ciclón de 1926.

Gobernaba entonces la Isla el general Gerardo Machado quien dentro de sus planes de gobierno había proyectado un ambicioso plan de Obras Públicas para convertir a La Habana en un destino turístico de primer orden. Machado, de acuerdo con el urbanista francés Jean Claude Forestier y su ministro Carlos Miguel de Céspedes, concibieron entonces utilizar el espacio del antiguo Campo de Marte para la construcción de la Plaza de la Fraternidad Americana en saludo a la VI Conferencia Panamericana que se celebraría en La Habana en 1928.
El nuevo y hermoso parque, que pronto se convertiría en uno de los centros de la vida citadina, se inauguró el 24 de febrero de 1928 y en su centro se sembró una ceiba abonada con tierra procedente de todas las naciones del continente americano y que desde entonces se conocería como Árbol de la Fraternidad Americana.
Forestier concibió el proyecto del nuevo parque como una extensión del nuevo centro de la gran ciudad; de ahí que desde el Parque de la Fraternidad, pasando por el nuevo Capitolio Nacional y luego por Prado se observase uniformidad en el mobiliario, los elementos de iluminación (con monumentales farolas) y la jardinería.
Años después la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales iría agregando al Parque de la Fraternidad lo que con el tiempo devendría en uno de sus elementos identitarios: los bustos de los próceres de las gestas de independencia americanas.
En los alrededores del Parque, que en su época de esplendor fue el centro de una de las zonas más elegantes de La Habana se alzan algunos de los edificios más importantes de La Habana por sus valores históricos y patrimoniales como el Capitolio Nacional, el Palacio de Aldama o la elegante torre de la Compañía Cubana de Teléfonos. También, con apenas cruzar la calle se podía acceder a varios hoteles, casi todos desaparecidos, como el Isla de Cuba, el Nueva Isla, el Perla de Cuba, el Nueva York, o el Saratoga con sus famosos aires libre.