Historia de Cuba

… nada hay más justo (…) que dejar en punto de verdad las cosas de la Historia. José Martí


Deja un comentario

Agua mineral El Copey


Anuncio publicitario del agua mineral El Copey (1956)
El Copey fue una marca de agua mineral que se comercializaba en Cuba antes de 1959. El líquido procedía de los manantiales del mismo nombre en el pueblo de Madruga, provincia de La Habana, donde de antaño existieron unos famosos baños que eran muy apreciados por sus propiedades hidromedicinales.
Se distribuía El Copey por amplias regiones del país, pero, sobre todo, en La Habana, donde la empresa tenía un depósito en Vives No. 9 y oficinas administrativas en la calle Monte. Aseguraban los representantes de la marca que su producto era un verdadero “tesoro de salud” capaz de curar o mitigar males como la dispepsia gastrointestinal, las afecciones del hígado y la dilatación del estómago, además de ayudar en todos los procesos digestivos.
Anuncios


Deja un comentario

Parque de la Fraternidad


Antigua postal del Parque de la Fraternidad Americana
El Parque de la Fraternidad Americana es unos de los espacios públicos más populares y populosos de la capital cubana. En la actualidad comprende un conjunto de pequeños parques divididos entre sí por varias grandes avenidas dentro del área que rodean las calles Monte, Dragones, Prado y Amistad.
Durante la colonia, al encontrarse en la zona extramuros, pero muy cerca de la ciudad y de los caminos que a ella llegaban fue utilizado por las autoridades como polígono militar por lo que comenzó a ser conocido como Campo de Marte.
Al fundarse la República cubana en 1902 se embelleció el entorno del campo construyendo canteros, jardines, fuentes e incluso se proyectó un zoológico por lo que se convirtió en espacio preferido para los paseos de los habaneros que desde los barrios extramuros pasaban por el parque para descender por el Prado. Sin embargo todo el encanto de los parques quedaría opacado por el devastador ciclón de 1926.

Gobernaba entonces la Isla el general Gerardo Machado quien dentro de sus planes de gobierno había proyectado un ambicioso plan de Obras Públicas para convertir a La Habana en un destino turístico de primer orden. Machado, de acuerdo con el urbanista francés Jean Claude Forestier y su ministro Carlos Miguel de Céspedes, concibieron entonces utilizar el espacio del antiguo Campo de Marte para la construcción de la Plaza de la Fraternidad Americana en saludo a la VI Conferencia Panamericana que se celebraría en La Habana en 1928.
El nuevo y hermoso parque, que pronto se convertiría en uno de los centros de la vida citadina, se inauguró el 24 de febrero de 1928 y en su centro se sembró una ceiba abonada con tierra procedente de todas las naciones del continente americano y que desde entonces se conocería como Árbol de la Fraternidad Americana.
Forestier concibió el proyecto del nuevo parque como una extensión del nuevo centro de la gran ciudad; de ahí que desde el Parque de la Fraternidad, pasando por el nuevo Capitolio Nacional y luego por Prado se observase uniformidad en el mobiliario, los elementos de iluminación (con monumentales farolas) y la jardinería.
Años después la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales iría agregando al Parque de la Fraternidad lo que con el tiempo devendría en uno de sus elementos identitarios: los bustos de los próceres de las gestas de independencia americanas.
En los alrededores del Parque, que en su época de esplendor fue el centro de una de las zonas más elegantes de La Habana se alzan algunos de los edificios más importantes de La Habana por sus valores históricos y patrimoniales como el Capitolio Nacional, el Palacio de Aldama o la elegante torre de la Compañía Cubana de Teléfonos. También, con apenas cruzar la calle se podía acceder a varios hoteles, casi todos desaparecidos, como el Isla de Cuba, el Nueva Isla, el Perla de Cuba, el Nueva York, o el Saratoga con sus famosos aires libre.


Deja un comentario

Hoteles de Cuba – La Reguladora


Hotel La Reguladora - Amistad 412
El hotel La Reguladora, uno de los más antiguos de Cuba (su origen se remontaba al siglo XX) se encontraba ubicado en la calle Amistad No. 412, muy cerca del Capitolio Nacional.
Lo más notorio del establecimiento era su exclusivo restaurante, que fue siempre el preferido de los grandes empresarios tabacaleros del país. De hecho la historia de La Reguladora está íntimamente relacionada con la historia de la industria tabacalera en la Isla, tanto llegaría a ser conocida como la Lonja del Tabaco en Cuba.
El primer local que ocupó la empresa, en Monte y Factoría, abrió sus puertas el 19 de enero de 1879. Fue una iniciativa de los trabajadores tabacaleros organizados en la cooperativa “Sociedad de Fabricantes y Almacenistas de Tabacos y Cigarros” los cuales deseaban un espacio de socialización. Siete años después se trasladarían para un local justo enfrente del que se instalaría definitivamente el 15 de enero de 1888.

Este primer local sería ampliado por sus propietarios durante las “Vacas gordas” para aprovechar el primer boom turístico del país. Cuando el 10 de agosto de 1922 se produjo la primera transmisión de radio en Cuba, generada a pocos metros del hotel en el edificio de la Compañía de Teléfonos, La Reguladora se sumó a la celebración de tan importante acontecimiento amplificando la señal para que la escuchasen los asombrados transeúntes, a los que ofrecía, además, su nuevo cóctel RADIO.
En los años 30 el hotel perteneció a Salvador García Cuervo y veinte años después aparecía como una sociedad anónima bajo la propiedad de un grupo de accionistas, de los cuales el principal propietario era Francisco Saralegui, quien poseía otros múltiples intereses.
Los últimos dueños mantuvieron el buen servicio y la tradición culinaria del establecimiento e introdujeron los últimos adelantos del giro como los equipos de climatización central. Así y todo sufrieron pérdidas y se vieron obligados a reducir el volumen de sus negocios.
Tras el triunfo de la Revolución el hotel fue nacionalizado y poco a poco fue perdiendo categoría y tugurizándose hasta que finalmente cerró.