Historia de Cuba

… nada hay más justo (…) que dejar en punto de verdad las cosas de la Historia. José Martí


Deja un comentario

Honorato del Castillo: Maestro, médico y general


Nació Honorato del Castillo en Sancti Spíritus, en una antigua y querida familia de la villa. A los siete años ingresó en el colegio de primeras letras de Miguel Cabrera y Toledo, y luego amplió sus estudios con el profesor José Benito Ortigueira, ambos en su ciudad natal.

En 1857 abandonó Sancti Spíritus con rumbo a La Habana para ingresar en el famoso Colegio de El Salvador, dirigido por José de la Luz y Caballero, donde se graduó de profesor superior.

De regreso a Sancti Spíritus obtuvo un empleo como director de la escuela municipal, pero pronto regresó a la capital, llamado por su antiguo profesor Luz y Caballero para que impartiera clases en El Salvador.

Honorato del Castillo aprovecharía su estancia en La Habana para estudiar la carrera de Medicina, de la que se graduó en 1868. Al enterarse del estallido de la Guerra Grande se trasladó a la provincia de Camagüey, donde participó en el alzamiento de Las Clavellinas el 4 de noviembre de 1868. Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

“La conjura del silencio”, nueva serie cubana sobre la vida del Mayor General Calixto García


“La conjura del silencio” es el nombre provisional de la serie histórica que se filmará en Holguín sobre la vida de uno de los héroes más importantes de las guerras de independencia de Cuba, el Mayor General Calixto García Íñiguez.

El rodaje, que comenzará próximamente, estará a cargo de RTV – Comercial y será dirigido por el cubano Roly Peña.

Según ha trascendido a los medios, el guión de la serie sobre la vida del León Holguinero ha sido colegiado con varios historiadores para evitar deslices. Sigue leyendo

Brigadier Armando de la Riva – Semblanzas

Deja un comentario


Armando de Jesús de la Riva Hernández alcanzó el grado de General de Brigada del Ejército Libertador cubano durante la Guerra de Independencia contra España. Fue uno de los generales cubanos más jóvenes de la Guerra del 95.

Durante la Guerra del 95 se desempeñó como ayudante del Lugarteniente General Calixto García, con quien participó en la toma de Las Tunas. Tras esta batalla fungió como gobernador de esta plaza. Luego participaría en el sitio de Santiago de Cuba y Terminaría la guerra con grado de General de Brigada.

Elegido representante a la Asamblea de Santa Cruz del Sur, defendió en ella la destitución de Máximo Gómez como General en Jefe del Ejército Libertador que traería, finalmente, como consecuencia la disolución de la propia Asamblea.

Durante la primera ocupación norteamericana fue designado oficial de la sala del Tribunal Supremo y, ya en la República, designado jefe de la Brigada de Infantería del Ejército Permanente el 6 de diciembre de 1909. Poco después el presidente José Miguel Gómez lo designaría como Jefe de la Policía Nacional.

El 8 de julio de 1913 sostuvo un intercambio de disparos en pleno paseo del Prado con el coronel Ernesto Asbert en el que resultó mortalmente herido. Armando de la Riva paseaba acompañado de sus niños cuando fue increpado por Asbert, que entonces era Gobernador de La Habana, y dos de sus acompañantes. Tratando de defenderse y proteger a sus hijos el jefe de la Policía ripostó la agresión a punta de pistola, pero no pudo evitar ser alcanzado por los disparos y falleció un día después el 9 de julio. Asbert fue condenado a 12 años de prisión y el presidente Mario García Menocal se negó a amnistiarlo a pesar de las presiones políticas. Sin embargo el Congreso de la República sí lo haría, dejando impune uno de los crímenes que más conmocionó a La Habana de comienzos del siglo XX.

General Faustino Guerra (Pino) – Semblanzas

Deja un comentario


General Ernesto Asbert en su uniforme de jefe del Ejército de la República de Cuba

Faustino Guerra fue un militar y político cubano que alcanzó por su valor en combate el grado de coronel del Ejército Libertador. En la Guerra del 95 combatió en Pinar del Río bajo las órdenes del Lugarteniente General Antonio Maceo. Finalizada la guerra se dedicó a la política, convirtiéndose en uno de los principales caudillos de los liberales.

Pino Guerra, que entonces era representante a la Cámara, se levantó en armas en Pinar del Río el 16 de agosto de 1906 contra la reelección del presidente Tomás Estrada Palma. Este alzamiento liberal fue secundado en La Habana por Ernesto Asbert y en Las Villas por Eduardo Guzmán y dio inicio a la llamada Guerrita de Agosto. Los liberales llegaron a controlar grandes extensiones del país y el presidente Estrada Palma, imposibilitado de controlar la situación solicitó la intervención de Estados Unidos.

El gobierno interventor norteamericano presidido por Charles Magoon colocó a Faustino Guerra al frente del ejército, posición que mantuvo tras ser electo presidente de la República el Mayor General José Miguel Gómez y retirarse los ocupantes norteamericanos.

En noviembre de 1910 Pino sufrió un atentado del que escapó con vida pero lo dejó lisiado de una pierna. Este se atribuyó a las divisiones políticas existentes entre los liberales en el poder, pues el general Faustino Guerra era partidario de Alfredo Zayas. Por esa razón fue presionado por el presidente José Miguel Gómez hasta lograr su dimisión en ese año 1910. Su salida de la jefatura del ejército allanó el camino para que la guardia rural y el ejército se unieran bajo el mando unificado del general José de Jesús Monteagudo (“Chucho”), incondicional del presidente Gómez.