Historia de Cuba

… nada hay más justo (…) que dejar en punto de verdad las cosas de la Historia. José Martí


Deja un comentario

Central Caracas – Centrales de Cuba


El central Caracas en 1913
El central Caracas (hasta 1926 se llamó Ciudad Caracas), ubicado en Santa Isabel de las Lajas, Las Villas, era el número 47 del país por su capacidad de producción ascendente a 350 000 @ de caña diarias, un rendimiento industrial alto para la media del país, 3 500 trabajadores empleados en zafra y 349 caballerías de tierras propias.
Se fundó en el año 1854 por Manuel Rodríguez del Rey con el nombre de Santa Sabina. De 1862 a 1914 fue uno de los sietes centrales que poseyeron Tomás Terry y sus herederos, de los cuales, todos menos éste y el Limones fueron posteriormente demolidos; y, durante la década de 1910 habían estado bajo la razón social de “Caracas Sugar & Railroad Company”.

Casa de vivienda del central Caracas en 1913
En controlaba 402 caballerías de tierras propias y arrendaba otras 429, de las cuales sembraba de caña 222 del central (111 por colonos y 111 por la administración) y 274 de las arrendadas. El resto se destinaba a potreros, siembras de henequén y descanso. El central cultivaba en ese entonces la variedad cristalina y como era habitual en los ingenios cubanos de la época no empleaba fertilizantes ni regadío.
Para el transporte se servía de una red de 44 km. de ferrocarril de vía estrecha y 91 km. de vías de servicio público, 520 fragatas y 14 locomotoras. Su maquinaria contaba en esos años con dos descargadoras y dos demenuzadoras, seguidas de dos juegos de tres trapiches, 18 defecadoras con 40 000 galones de cabida, tres evaporadores de triple efecto con 22 000 pies de superficie calórica; tres tachos de punto con 600 sacos de cabida; 24 cristalizadores abiertos con 3 200 sacos de cabida; 37 centrífugas y una batería de calderas con 3 000 caballos de fuerza, compuesta de dos calderas Babcock y cuatro “Puerco Espín” en cinco hornos.
En la zafra de 1913 el ingenio fabricó 187 139 sacos de azúcar de guarapo y 3 984 sacos de azúcar de miel para un total de 191 123 sacos de 325 libras. Al año siguiente la producción fue 139 192 sacos, de estos 138 316 de 304 libras y el resto de 325.
Durante el crack bancario de 1921 pasó del control de “American Cuban States Corporation”, administrada por Tedodoro Brooks, al de “Compañía Azucarera Caracas”, administrada por Walter Armsby. Edwin Atkins, quien poseía, además, el Soledad y el San Agustín, había sido su propietario a mediados de los años 1920, mientras que, a mediados de los años 1930 había pertenecido, junto al Amazonas, al “The First National Bank of Boston”.
Frank Roberts, casado con Matilde Mendoza, había sido su propietario desde mediado de los años 1930 hasta 1946 en que fue adquirido por la familia Cacicedo en sociedad con la familia Escagedo. en un principio lo habían comprado junto con Julio Lobo, manteniendo la sociedad hasta 1953 en que este les vendiera su parte y les comprara las de los Cacicedo y Escagedo en El Pilar.
Esteban y Felipe Cacicedo Gutiérrez eran, respectivamente, presidente y vicepresidente de “Central Caracas SA”, la operadora del central; Gregorio garcía y Gregorio Escagedo Salmón eran, respectivamente, tesorero y director general.
Según la Comisión Técnica Azucarera en 1951 sus costos eran de $15.35 por cada saco de 325 libras – por debajo de la media nacional que era de $17.87 – y sus activos totales se valoraban en $4 051 138. 
El central Caracas en la actualidad
Tras el triunfo de la Revolución Cubana los dueños realizaron una gran inversión en el central para modernizar el que ya era un central rentable. Ese año el Caracas muele 29 200.861 arrobas de caña y fabrica 382 192 sacos de azúcar. En 1960 smuele 30 256 90 arrobas de caña con una producción de 400 378 sacos de azúcar.
Al ser nacionalizado el central deja de ser administrador Manuel Antonio Pastrana Fernández, quien lo había dirigido durante 14 años, bajo la sociedad de Cacicedo-Escagedo. Entonces el central volvería a su nombre antiguo de Ciudad Caracas.
El central Caracas en plena molienda
Entre 1961 a 1970 se realizaron mejoras técnicas y de maquinarias en el central, lo cual trajo mayor capacidad de molienda y mejores resultados. En 1962, 405 205 sacos de 250 lb; en 1965, 511 146 sacos; en 1967, 619 520 sacos. El Caracas fue uno de los centrales que cumplió con su plan de producción durante la llamada “Zafra de los Diez Millones” en 1970.
Fue el Caracas uno de los centrales cubanos que sobrevivió a la reestructuración de la industria llevada a cabo por el desaparecido Ministerio del Azúcar en la década del 2000. En la actualidad continúa moliendo y fabrica azúcar blanca para el consumo nacional.
Bibliografía consultada:
  • Central Caracas en EcuRed.
  • Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
  • Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 – 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.
Anuncios


Deja un comentario

Central Cape Cruz – Centrales de Cuba


Central Cape Cruz en 1913
El central Cape Cruz, ubicado en la Ensenada de Mora, Pilón, Oriente, era el número 129 del país por su capacidad de molienda ascendente a 180 000 @ diarias de caña. Poseía un rendimiento industrial en la media del país, 1650 trabajadores en zafra, una destilería, su aeropuerto particular,  y 137 caballerías de tierras propias.
Se fundó en el año 1902 por la familia Henderson, originaria de Filadelfia, Estados Unidos. En 1913 controlaba 213 caballerías, de las cuales la casi totalidad (202) se encontraban sembradas de caña por la administración.
Para el transporte de la caña se servía de una red de ferrocarriles de vía estrecha, 100 fragatas y tres locomotoras. Su maquinaria constaba en ese entonces de una descargadora y una desmenuzadora seguida por un juego de tres trapiches. En la zafra de 1913 produjo 76 904 sacos de azúcar de 325 libras y en la del año siguiente casi duplicó su producción: 143 877.

El central Cape Cruz en los años 1940
En 1925 fue adquirido por capitales cubanos. Desde los años 1930 hasta 1945 lo presidió C.J. Welch, de “Welch, Fairchild & Company”. Francisco de Pando, Delio Núñez Mesa y Julio Lobo Olavarría se habían asociado en 1943 para adquirirlo, fungiendo respectivamente como presidente, vicepresidente y tesorero hasta 1946 en que la totalidad de la propiedad pasó a Lobo. Éste lo modernizó y elevó su capacidad de molienda hasta las 180 000 @ diarias.
Bajo la razón social de “Central Cabo Cruz SA” operó con pérdidas entre 1952 y 1956 por $552 000 y en 1958 por $58 000. En ese último año se vio obligado a paralizar sus maquinarias por el estado de guerra en que se encontraba la zona. Tenía índices de capital y de liquidez desfavorables y un pasivo muy elevado.
Desde 1944 se le había anexado una destilería que en 1958 era la segunda más pequeña del país.
Tras el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 fue nacionalizado por el nuevo Gobierno de la Isla que lo renombró como central Luis Enrique Carrecedo.
El 13 de marzo de 1964 sus instalaciones resultaron dañadas por un ataque de elementos opuestos al gobierno cubano que destruyó tres almacenes de azúcar y causó dos heridos.
Fue el Cape Cruz un central muy inestable pues las frecuentes y severas sequías sufridas por la zona donde se encontraba enclavado lo obligaron a dejar de moler en varias zafras a partir de 1960. 
Durante la última reestructuración de la industria azucarera cubana llevada a cabo por el antiguo Ministerio del Azúcar en los años 2000 se decidió paralizarlo definitivamente y poco después fue demolido.
Bibliografía consultada:
  • Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
  • Portafolio Azucarero. Industria Azucarera de Cuba 1912 – 1914. Secretaría de Agricultura, Comercio y Trabajo. La Moderna Poesía. La Habana. 1914.
  • Ruinas del CAI Luis Enrique Carracedo.