Historia de Cuba

… nada hay más justo (…) que dejar en punto de verdad las cosas de la Historia. José Martí


Deja un comentario

Central Palma – Centrales de Cuba


El central Dos Ríos (antiguo central Palma)
El Central Palma, ubicado en Palma Soriano, Oriente, era el número 35 del país por su capacidad de producción ascendente a 400 000 @, el quinto rendimiento industrial más alto de Cuba, 657 trabajadores y 1 111 caballerías de tierras propias.
Se fundó en el año 1916. Perteneció al Mayor General del Ejército Libertador y Presidente de la República, Mario García Menocal en sociedad con Federico Sariol y los hermanos Fiol Rodríguez hasta 1919 en que él primero les compró su parte a los otros socios. Posteriormente, en 1920, en pleno auge azucarero, Menocal vendería el central a la “West Indies Sugar Finance Corporation”.
Luego pasaría al control del “The National City Bank” y finalmente de la “Cuban Dominican Sugar Development Syndicate” propiedad del grupo financiero Rockefeller – Stillman.
En 1958 el central era operado por la “Compañía Central Altagracia SA” heredera de la “Cuban Dominican” que controlaba, además, los centrales Alto Cedro y Santa Ana y la “Miranda Sugar States”, propietaria del central Miranda.
Tras el triunfo de la Revolución Cubana el Palma fue nacionalizado y renombrado como central Dos Ríos.
Bibliografía consultada:
Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.
Anuncios


Deja un comentario

Central Alto Cedro – Centrales de Cuba


Central Loynaz Hecheverría (antiguo central Alto Cedro)
El central Alto Cedro, ubicado en Marcané, Oriente, era el número 67 del país por su capacidad de producción que ascendía a 260 000 @ de caña diarias, con un rendimiento en la media del país, 3 550 trabajadores empleados en zafra y 634 caballerías de tierras propias. Entre los años 1915 y 1926 se llamó central Marcané.
Se fundó en el año 1915 por Andrés Duany, pero pronto pasó al control de la “Cuban Dominican Sugar Development Syndicate” por los adeudos de este con la dicha compañía.

Según la Comisión Técnica Azucarera, en 1951 sus costos eran de $16.00 por cada saco de 325 libras, por debajo de la media nacional de $17.87 y sus activos totales se valoraban en $4 611 487.
En 1958 se el Alto Cedro se encontraba controlado por la “Compañía Central Alta Gracia SA”, heredera de la “Cuban Dominican Sugar” que operaba también los centrales Palma y Santa Ana. La “Compañía Central Alta Gracia SA” era uno de los cuatro consorcios azucareros bajo el control del grupo financiero Rockefeller – Stillman.
Tras el triunfo de la Revolución Cubana el central fue nacionalizado y se le renombró como central Loynaz Hecheverría.
Bibliografía consultada:
Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.


Deja un comentario

Cementos Nacionales SA – Empresas de Cuba


Saco de cemento de 42.5 kg marca Titán, fabricado
por Cementos Nacionales SA

Cementos Nacionales SA era una fábrica de cemento con la marca Titán, una producción aproximada de 1 357 492 barriles y más de 400 trabajadores, ubicada en la finca El Titán, en la carretera de Punta Gorda, Santiago de Cuba.

Su capital ascendía a $650 000 y era propiedad principal de la familia Babúm en sociedad con el puertorriqueño José Ferré Aguayo y los herederos de Emilio López Vázquez. José Ferré Aguayo, presidente de “Ponce Product Incorporated” y presidente de la Junta de Accionistas de “Maule Inc.”, con oficinas en Miami era su presidente primero.
La fábrica había sido promovida en 1952 por Octavio Navarrete Kindelán, quien la constituyó en 1953 (la industria  comenzaría  a producir en 1955) vendiendo posteriormente los terrenos propiedad de su padre a los Babúm en sociedad con Emilio López Vázquez, entonces su presidente, mientras Ibrahím Babúm era el vicepresidente y administrador general. Posteriormente surgieron diferencias entre ambos socios por lo que López Vázquez se retiró y le traspasó las acciones a sus hijos, ingresando como accionista el puertorriqueño Ferré.

Se valoraba en $6 344 000 con unas utilidades alrededor de $37 640 en 1948. Sus ventas por $5 000 000 disminuyeron a partir de 1956 debido a la situación de guerra en el oriente de Cuba. 
La empresa era la segunda mayor depositaria de la sucursal del “Bank of Nova Scotia” de Santiago de Cuba después de “Ron Bacardí SA”.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana la fábrica fue nacionalizada por el Gobierno de la Isla el 30 de septiembre de 1960 y rebautizada como Empresa de Cemento José Mercerón Allen.

En la actualidad es una de las seis fábricas de cemento existentes en Cuba.

Bibliografía consultada:
Jiménez Soler, Guillermo. Las empresas de Cuba 1958. Editorial de Ciencias Sociales. 5ta Edición. La Habana. 2014.